clases de yoga online

La influencia del Yoga en nuestra Columna

Cada vez más se prescribe el Yoga como una práctica que beneficia la salud. Desde el punto de vista físico, por medio de esta disciplina se puede mejorar la estabilidad, movilidad, flexibilidad, balance del sistema musculoesquelético incluyendo la columna vertebral y además, se puede practicar a todas las edades.

Si tomamos consciencia de que la columna vertebral es el eje de la salud y la serenidad, podremos establecer la importancia que tiene el trabajo de movilizar cada vértebra y cada área de la espina dorsal en una sesión de Yoga.

La columna vertebral

Tiene una forma que es producto del estado erguido del ser humano y del contenido del cuerpo.

  • Los órganos de la cavidad abdominal
  • El punto de sujeción del diafragma
  • Los órganos del tórax
  • La conexión del tronco con la cabeza

Además de toda la movilidad para la que estamos diseñados, incluyendo la proyección hacia las piernas y los brazos.

Formas de nuestra columna

clases de yoga online

En una línea recta en el centro desde un extremo hacia el otro, es el dibujo natural de la columna vertebral, es importantísimo mantenerlo en sus proporciones naturales, ya que al profundizarse o modificarse se desarmonizará todo el organismo.

Está compuesta de treinta y tres vértebras, cubre toda la longitud de la parte posterior del tronco y el cuello.

Contiene la médula espinal y es atravesada por el sistema nervioso central.

Movimientos de la columna en Yoga

Flexión

Favorece la flexibilización hacia adelante y alivia la tensión de la misma.

Extensión

Fortalece y flexibiliza la columna hacia atrás, estimulando los filamentos nerviosos que salen de ella.

Torsión

Energiza la columna vertebral y ayuda a beneficiar las vértebras de la misma.

Lateralizaciones

Favorecen la flexibilidad lateral, estimulan por comprensión y descompresión los nervios de la columna.

Teniendo en cuenta todo esto el trabajo de los movimientos sobre la columna está siempre presente y ocupa un espacio preponderante en la práctica del yoga.

La realización de movimientos de calentamiento, flexiones, extensiones y torsiones suaves e intensas siempre están combinados y forman parte de una sesión completa de Yoga.

Bien entonces tomando en cuenta que nuestra columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo y el que nos permite realizar movimientos vitales para el desarrollo de nuestra vida y teniendo en cuenta que es la protección ósea de nuestra medula espinal y el segmento básico de nuestra postura erguida, es de vital importancia su salud.

Yoga y los beneficios sobre nuestra columna

La lubricación de los discos intervertebrales, al igual que el alivio de la tensión que se produce entre las vértebras, ayudan a liberar la presión sobre las terminales nerviosas que salen desde el centro espinal por entre las vértebras hacia los lados. Esta liberación de la presión provoca una notable mejoría en el funcionamiento de los órganos, en dolencias como, por ejemplo, las tendinitis o el mal funcionamiento de los órganos del aparato digestivo y cambia fuertemente las condiciones del descanso del practicante.

El entrenamiento que se realiza para activar el cuerpo, la entrada en calor previa siempre incluye una etapa de extensión, flexión, lateralizaciones y torsiones de la columna, ya que todo lo demás carecería del sentido del equilibrio que siempre busca esta disciplina.

Teniendo en cuenta las diferentes patologías a las que queda expuesta nuestra columna vertebral, y todos los movimientos que esta nos permite, podemos concluir que una clase de Yoga puede estar organizada para alcanzar diferentes objetivos.

Cuidémosla

Los típicos dolores abdominales, la disfunción de sus órganos, la irritabilidad emocional, la falta de ganas de movernos o realizar tareas, enfermedades simples como resfriados que se vuelven recurrentes, que no se curan con normalidad pueden ser el primer llamado de atención de que nuestra columna vertebral necesita ser cuidada y entrenada.

Desplazamientos o hernias discales, lumbares o cervicales, dolores fuertes en un determinado punto de la espalda, el pecho o el abdomen, tristeza y hasta depresión o estrés, son la profundización de los primeros síntomas que comienzan a manifestarse más fuertemente en nuestro organismo.

Centros energéticos

A su vez como todo nuestro sistema energético acompaña el recorrido completo de la columna vertebral, estas anomalías modifican el equilibrio de cada Chakra (centro energético) y el flujo de energía entre ellos.

Y, a la inversa, los conflictos o traumas emocionales energéticos sin resolver, se alojan en determinados centros de energía creando una  dolencia particular en alguna parte del cuerpo que termina desalineando y enfermando nuestra columna.

Cuando conseguimos un estado saludable en nuestra columna vertebral conseguiremos también liberar los conflictos alojados en determinados puntos de su recorrido.

siete chakras
siete chakras

Si conseguimos que esta estructura esté alineada, fuerte y flexible las funciones orgánicas y energéticas de nuestro cuerpo serán normales, el sistema nervioso no se alterará con facilidad, nuestro sistema inmune responderá óptimamente, la sensación general que tendremos en nuestro cuerpo nos ayudará a realizar nuestras actividades con una mejor predisposición y estado de ánimo, permitiéndonos mejores resultados.

Practica YOGA

Las técnicas del Yoga como terapia psicofísica-espiritual, ayudan a prevenir, mejorar diferentes patologías y es capaz de trabajar en conjunto con el medico correspondiente. El practicante comienza a tener conciencia de su cuerpo y logra estar atento en la vida cotidiana para adoptar una postura benéfica acompañada de la respiración correcta y así alcanzar un estado de contentamiento.

También es importante que al prescribir el Yoga los médicos deben tomar en cuenta la calidad ósea y advertir a los pacientes que presentan una densidad baja no realizar ejercicios de mucho esfuerzo y abstenerse de ciertas posturas. Al igual que cualquier ejercicio que se prescriba debe tomarse en cuenta el estado físico del practicante.

Podríamos decir que la edad de una persona se podría medir por el estado de salud de su columna.

La espina dorsal es el rio de la vida, por ella pasa el canal principal del sistema nervioso, que se ramifica a todos los rincones de nuestro cuerpo. Es un canal de conexión Mente-Cuerpo-Espíritu tanto para mandar las instrucciones del movimiento, como para recibir las sensaciones del exterior , además de conectarnos con las zonas mas profundas de nuestro cuerpo orgánico y energético. Definitivamente toda la energía de nuestra persona pasa por la columna y es importante cuidar de ella para mantenerla elástica y joven.

Trabajando correctamente las Asanas de Yoga se puede prevenir su envejecimiento y corregir desviaciones, pinzamientos, hernias discales, además de canalizar la Energía vital hacia aquellas partes de nuestro ser que más lo necesitan.

“Recorrer el cuerpo para modificarlo y desestructurarlo por completo es un concepto muy arraigado en el Yoga terapéutico y es, quizá, uno de sus pilares principales de cara a la recuperación de la correcta postura, alineación y sanación de la columna vertebral.”

Quería agradecer a Carolina por hacernos entender un poquito más los beneficios del Yoga y cómo afecta a nuestra columna.

También a Anika de @depuntillasporelarte por dejarme utilizar sus ilustraciones, mil gracias.

Autor: Carolina Grasso

Fotos Chakras: Anika

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.